Animals

Las orejas y la nariz no dejan de crecer

By  | 

oreja grandeDesde que nacemos, los seres humanos desarrollamos las diferentes partes de nuestro cuerpo, que dejan de crecer al alcanzar la edad adulta y la completa madurez fisica. En el caso de las mujeres, el cese de crecimiento suele producirse a la edad de dieciocho anos, mientras que en los hombres ocurre un par de anos mas tarde. A partir de ese estancamiento, no volvemos a ver crecer ninguna parte mas de nuestro cuerpo, exceptuando el cabello, las unas y, aunque algunos no se lo crean, la nariz y las orejas. En contrapartida, el envejecimiento provoca un encogimiento de la cara, debido al desuso de los musculos de la masticacion, que suelen atrofiarse tras la perdida de la dentadura.

Los tejidos cartilaginosos que componen la nariz y las orejas no dejan nunca de crecer. Solo el cartilago que sostiene el tejido- seguiria creciendo muy lentamente, no todo el canal auditivo -compuesto ademas de cartilago por huesos-. Este fenomeno no seria mas que un mecanismo de nuestra naturaleza para paliar los efectos de la perdida auditiva y olfativa que se produce a medida que avanzamos en edad. Las orejas nos sirven para receptar las ondas sonoras y enviarlas al timpano. De esta forma, cuanto mayor sea el tamano, mayor capacidad de escucha se tendra. Con la nariz ocurre algo parecido. El epitelio olfativo, situado en el interior de la nariz, es el encargado de captar el olfato, asi que una nariz mas grande podra captar los olores con mayor facilidad.

Por otro lado, las unas y el cabello tampoco dejan de crecer. Un mito totalmente falso, aseguraba que las unas y el cabello continuaban creciendo incluso despues de la muerte. Este hecho es simplemente imposible, pues, al no haber corriente sanguinea, no existe forma alguna de que las celulas se multipliquen.

De todos modos, no hay que preocuparse demasiado si se tienen las orejas o la nariz demasiado grandes a los treinta, pues el crecimiento es solo de unos 0,02 milimetros al ano.

Advertisement

Comments

comments